viernes, 9 de noviembre de 2012

aquel amor de vos como de olas


El amor de vos como de olas
fue detrayendo hidrópico en mi playa
de sus calas todas las orillas,
el amor de vos como una náyade de ayer
que mañana incomparecida es voz de todas las caracolas,
ese oleaje ayer dadivoso aún de sutil embargo
que mañana es mano carterista de Dios
reclamando grano a grano esta Tierra de mi paso.

El amor de vos como de olas
fue hostigando sonoro el óseo acantilado de mi pecho,
escarpada celosía sobre la que el faro de mi corazón
es frágil carne de un sol que yace junto a una noche.

Este corazón de hombre de mí como de orillas,
aquel amor de mujer de vos como de olas...

Efímera física carnívora de nuestras erosiones
que desembocó
en aquel corazón de hombre de mí como de orillas
devenido con los años
en mi corazón de mujer de vos como de océano.


8 comentarios:

  1. Es precioso, es divino, es boccato di cardinale.
    Por cierto, se me olvidaba desir, que si quieres hacer un Sra.Francis deja tu muesca, una cruz o una huella donde reza: el interesado.
    Un besote inmenso, como inmenso es el poema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya va tocando un Sra. Francis, ya... Un besazo, niña.

      Eliminar
  2. Te estás conviertiendo en un almanaque de bellos poemas. Entrar aquí es como sentirse en una casa tibia con aroma a sándalo. No hay ruinas. No hay escopetazos. No hay ancianas menstruando clavicordios. Agradezco reposar en tus sillas y que me facilites el poder de una servilleta para secarme la sangre de la frente.

    Petons.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, Sarco, muchas gracias. Qué bonito, germà. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Para mi gusto la mejor del genio que es para mi el gran Pla. El resto como siempre, Precioso!

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. En aquella locura de mujer de mí como de Guildivernos...
    Algo me pasa aquí, no sé, sufro desdoblamientos emocionales.
    En fin, me uno a Sarco.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te imagino doblemente emocionada y me crecen las pupilas, Capitana. Que te pase algo aquí es un lujo para el que escribe. Muchas gracias.

      Eliminar