miércoles, 21 de noviembre de 2012

el rasguño de tu voz



Como si de antes,
mucho antes que tú y que yo,
el rasguño de tu voz en el aparato
suena a esas olvidadas ternuras
que visten de nítido recuerdo
en la punta de mi lengua.

Vienes con el frío del balcón
ungiendo de vaho mi madrugada
y tus enloquecedores silencios
son bella desnudez de la voz
que pinta de fuego
la gélida baranda,

mis manos
y esas flores de maceta que heló
aquel verano herido de muerte
van abriéndose hermosamente libres
en el invierno estival
de tu seno acelerado.

A mi lado,
tu cuerpo invisible ya separa los labios
y cierra dos ojos abismo
que mi delirio recrea físicos
en la humedad de la noche,

desde tu incomparecencia
bandadas de albatros
como tú silentes y vergonzosos en tierra
ya baten como sexuales saxos en los aires
invocados por esta nevada de pan caliente
que va escapando de mi boca
hacia tu boca
y que antes constituía mi corazón.

Como si de antes,
mucho antes que tú y que yo,
el rasguño de tu voz en el aparato
va cicatrizando el tiempo.



15 comentarios:

  1. Que se rompa la voz por los rasguños. Que se rompa y nos deje mudos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay voces que rompen como átomos.

      Otro abrazo, guapa.

      Eliminar
  2. El juego tan característico tuyo con los verbos que suele convertirse en la frase lapidaria de tus poemas. Los saxos sexuales...
    Pero lo que más sin duda, ese "A mí lado" con tilde, que no sé si es capricho o intención. De ser lo primero, no cambies la espada de sitio.
    Besos, muchos, qué te voy a decir...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido cosa de este subconsciente. Acaso ese sexual saxo de pudor que ya me une los caprichos con las intenciones.

      La espada sigue cortando el desamparo, qué te voy a decir...

      Y besos, claro. y muchos, claro.

      Eliminar
  3. Habemos dos: Amanecer y mi Capitana. Me he puesto nervioso, Chus, ellas son bellas y yo apenas alcanzo para fantasma.
    Pero te lo voy a decir ahora: vivan los poemas. Así, tal cual, como los tuyos.

    Abrz. tete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habemos pocos, Sarco, pero somos todos. Yo también estoy nervioso, mi fantasma ha perdido los pantalones.

      Abrz. lindo weón de mi alma.

      Eliminar
  4. a veces podemos pasar años sin vivir en absoluto y de pronto toda nuestra vida se concentra en un balcón.
    besos tete.

    ResponderEliminar
  5. ...y el hombre creó el fuego y calentó sus manos y sus pies y cocinó sus carnes y se arrimó al calor que emana el arrullo de una voz que hasta ahora había temblado de frío.
    Bellisimo un besote enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el hombre se precipitó al fuego porque vió que era fuego. Y en la mitad del abrazo el fuego crepitó antiguas palabras, de cuando los hombres ardían...

      Gracias, Carolina. T'estimo molt. Soy feliz. Un besote.

      Eliminar
  6. Nevadas de pan caliente.
    Con aroma, textura y sabor. Me hace recrearme cada vez que lo leo.
    Ocurre en tus poemas, que las palabras se van leyendo y la mente va construyendo. Consigues que leer sea una tarea creadora.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Bueno, por no pasarme me quedé corta.
    Quise decir que se van construyendo increíblemente ante los ojos que leen palabras, mundos inundados de detalles, presentes y pasados, posibles e imposibles. Hay tanto detrás de cada frase que leerte se convierte en creación.

    Me sigo quedando corta pero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, Alejandra. Que te quedes corta después de todo lo que me dices es un halago muy hermoso. Gracias, de verdad.

      Eliminar
  8. Iba a decir una parida, pero mi voz ha enmudecido ante tal belleza...

    Besos.

    ResponderEliminar