martes, 20 de noviembre de 2012

hosti puti, el amor...



El niño José mira al padre Antero con ojos de ternero. Padre, ¿qué es el amor? explíqueme qué es eso del amor, padre, que me dicen en el patio, en el aula, en la plaza, se me ríen, padre, me dicen tontaco, bobo, mendrugo, ¿qué es el amor? que yo quiero saber, padre, que yo no sé no entiendo y así dice la Manoli que nanai, que no me enseña el secretillo, hosti puti, que no me deja, ¿qué es el amor, Padre?
El nene lleva con aquel porculo constante ya media mañana de garbeo dando brincos y sorbiéndose al lado del padre Antero, que arrastra las patas por el Paseo de los Pajaritos mirando al nosequé con la botella de fino en la izquierda y un fardo de colores en la derecha.

-Anda, niño, calla ya el bujero un rato, que me estás jodiendo viva la mollera y al final te va a venir el capón. Ahora te lo explico, pero primero abre esto, coñe, que vamos a volar la cometa...

El niño José desata las cuerdas del fardo y saca a la mañana una cometa amplia de muchos colores bonitos, sierpes de seda ondulantes como cabellos rojizos y una cola de arco iris. En un santiamén la cometa ya va cortando nubes a jirones y desbandando gaviotas.

-Bueno, ahora sí que ya, padre, sí que ahora, venga, que ahora ya, ¿qué es el amor?

El padre Antero cierra la mano libre dejando el corazón salidito lo justo de los otros dedos mundanos y le endosa un capón terremotero en la cumbre de la cocorota al crío que se le discurre eléctrico desde el remolino del cogote hasta la misma desembocadura de la espalda.

-¡Au! Hosti puti, padre, que estoy estudiando...

-Pues calla la bocaza y atiende, leche. Me cago en los santos que almuerzan, ¿Qué ves allá arriba? -glugluglú-

El niño José pone ojos charlesbronson y mira la cometa hacer parábolas suaves bajo una nube gorda de nata. En la cara inferior del aparato y más bonito que un San Luis luce serigrafiado el rostro de una mujer rubia de ojos claros y perfecta sonrisa.

-Hosti puti, padre, ¿esa no es la panadera?

-Y ahora mira mejor, ¿que más ves?- glugluglú-

-¿Dónde?

Otro capón cloc mortífero que hace ecos de defunción en el paseo.

-¡Au!

-Coñe, pues en el cielo, leche, ¿qué más ves? - glugluglú-

El niño José se seca el lagrimón con la manga y otea concentradísimo a los cirros. De pronto ve a la derecha de la cometa un solazo de justicia del color del ámbar.

-Hosti puti, padre, qué bonito está el sol esta mañana... y qué naranja... y qué grande.

-glugluglú -¿Y a que en el sol ni te habías fijao, niñato?- glugluglú-



13 comentarios:

  1. Juego en la tortuga llena de arena. Qué tiempos...
    Se me cae el cubo en un descuido.
    Cometas, horizontes...
    http://www.youtube.com/watch?v=d5vw9lPCoL4

    En el cogote esta vez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si miras a la orilla hay un nene que te mira con cara de tontaco. De aquí a unos años estará hecho un desastre, pero en ese instante está lindísimo y descubriendo América.

      El vídeo hermoso no, lo siguiente.

      Eliminar
  2. Tú sabes lo que es weón. Yo no sabía que tú sí lo sabías. Pero lo sabes. Un día me dijiste weón. Y te lo agradecí con ojos charlesbronson. Lo que yo no sé es qué significa tete y leñe, pero tiendo a pensar que son palabras cariñosas (si me equivoco tú me lo dices). Si es así, entonces, varón, te digo tete y te digo leñe y también te digo que estos textos que estás escribiendo merecen la pena no olvidarlos nunca, dejarlos impresos debajo de un libro, o entre las hojas de un libro, sí, mejor, entre las hojas de un libro, y en aquellos inviernos chilenos y tan aweonaos poder releerlos y cerrar los ojos y recordar cuando todos éramos tan felices.

    Petons amic meu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podrías llamarme tío mierda y yo te miraría enamorado, Sarco.

      Tete es Hermano, con lo que me puedes llamar tete, claro. Leñe es una formulación suavizada del tipo Hostias, Coño, Cáspita, Caramba y etcéteras...

      Pero también puedes decirme leñe.

      Por ej. Como te quiero, tete Sarco, leñe. Eres un tipo chiripitifláutico.

      Eliminar
  3. hosti puti, el amor... y las cosicas del querer, y la Ola de la Jurado y sus pechugas cuando grita: tu amor creció como una ola. y Raphael y su: te amo de una forma sobrehumana, mientras revolotean sus plumas y su encanto. y Lola, la casta, la fuerza, el aroma de tierra y su grandioso Ay pena penita pena...hosti puti, el amor...
    http://youtu.be/qtVzo2bWDZc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hosti puti, Carolina, qué temazo... esto es la guerra.

      http://www.youtube.com/watch?v=8pZUGmStfMU

      Eliminar
  4. Hostia puta...( perdón!)
    ( ya casi, casi! últimos retoques y demás mandangas)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me preocupan las mandangas. Siento no haberte llamao, últimamente me están pasando estratosferías... A ver si hablamos y me cuentas como llevas el asunto, que promete.

      Besos.

      Eliminar
  5. cuando uno cree que ya no se te puede querer más entonces se aplica la chupa de cuero a las espaldas y sale a la calle contento en un tiempo absoluto preocupaciones pues el corazón late cargago de esmeraldas de papel. y entoces, en una esquina de mi barrio, o en cartón de leche que abro a las tres de la madrugada para tomarme el sexto café del día te veo, ahí, sentado en una terracita del bar, o riendo mientras fumamos en casa o limpiando los platos - esto último, fruto de mi imaginación- y entregando el amor y la vida que fluye de tus entrañas. y claro, uno se soprende que aún se te pueda querer más.
    besos weón de tete, leñe.
    pd: y a ver cómo le explicas a Sarco que significa chiripitifláutico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le voy a decir que significa vieja horrorosa que pare terremotos y se va a hacer polvo... Si se pone a llorar, le digo que es broma y me lo llevo de putas a que le churrupeteen la flauta.

      Yo también te quiero mucho, tete, leñe, tanto que a veces te metería un capón de esos del padre Antero pa' que del sol vieras hasta los mimbres.

      Besos, weón.

      Eliminar
  6. Me voy a ver el sol, me has dado hambre de verlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hazme sitio weón que traigo vino y queso, tete, leñe.

      Eliminar
  7. ¿Pero se habría leído el Ratzinger-esta divinidad, o data esto de antes de las mulas y las vacas de su libro (de él)?
    Anda, mándale un envío.. Hosti puti, delirante.
    Grandísimo está el sol.

    ResponderEliminar